Blog

Nuevos requisitos para la residencia de ciudadanos comunitarios y sus familiares en España

El Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, que incorporó al ordenamiento jurídico español el contenido de la Directiva 2004/38/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, es el que ha permitido, hasta ahora, que los ciudadanos comunitarios y sus familiares pudiesen residir en España.

Sin embargo, el Real Decreto no incluyó en su momento la totalidad de las exigencias previstas en la Directiva. Por este motivo, se ha dictado la Orden PRE/1490/2012, de 9 de julio (en vigor desde el día 11 de julio de 2012), en el que se incluyen los nuevos requisitos para el ejercicio del derecho a la residencia por un periodo superior a tres meses por parte de estos ciudadanos comunitarios y se aplicará, con efecto retroactivo, a las solicitudes presentadas a partir del 24 de abril del 2012.

Los requisitos que se van a exigir, junto con los ya existentes, son de carácter económico. Así, los ciudadanos comunitarios deberán:

Si son trabajadores por cuenta ajena (es decir, los que tienen un contrato de trabajo) tener un contrato de trabajo o acreditar estar de alta en Seguridad Social en España.

 Si son trabajadores por cuenta propia (los autónomos o personas que tengan un negocio) acreditar dicha circunstancia.

Si no se ejerce ninguna actividad laboral en nuestro país, se deberá acreditar tener un seguro de enfermedad, público o privado, contratado en España o en otro país, siempre que proporcione una cobertura en España durante su período de residencia equivalente a la proporcionada por el Sistema Nacional de Salud. Y también, disponer de recursos suficientes, para sí y para los miembros de su familia, para no convertirse en una carga para la asistencia social de España durante su periodo de residencia.

Estos “recursos suficientes” pueden ser rentas de trabajo, de patrimonio o cantidad disponible como crédito en tarjeta de crédito.

Se considerará acreditación suficiente para el cumplimiento del requisito de “recursos suficientes” el tener recursos económicos que sean superiores al importe que cada año fije la Ley de Presupuestos Generales del Estado para generar el derecho a recibir una prestación no contributiva, teniendo en cuenta la situación personal y familiar del interesado.

Pero es que, además,  familiares no europeos de ciudadanos comunitarios que quieran reunirse él, deberán demostrar que tienen un Seguro Médico y que el familiar comunitario que los reagrupa reúna los medios económicos expuestos anteriormente. Los familiares europeos deberán seguir el mismo procedimiento que para el ciudadano europeo que los reagrupa.

No obstante, todavía no sabemos cómo va a ser aplicada esta normativa por parte de la Oficina de Extranjeros de Barcelona, ni qué criterios va a seguir para valorar los recursos económicos, puesto que la Orden no clarifica este requisito.


Deja un comentario

enviar